Raúl, pequeñín, ¿dónde estás?

viernes, 30 de julio de 2010


Raúl, pequeñín, ¿dónde estás? ¿Qué te han hecho, pobrecito mío? Seguramente el malvado hermano mayor ha vuelto a castigarte encerrándote en el cuarto oscuro. Te has portado mal… es que no escarmientas hijo mío. ¿Cuántas veces tendré que decirte que no tomes decisiones sin antes consultar? Hay que respetar a los mayores, chavalín… faltaría más. Esta vez te han engatusado el Desatinos y el curita Ortega y ya ves tú las consecuencias. ¡Vuelta a sacar los pies del plato y vuelta al cuarto oscuro! Pobrecillo mi chinito… que cabezota es. Además, ¿qué prisa tienes en obtener protagonismo cuando sabes de sobra que al cantío de un gallo serás el dueño del patio? Pero tú, dale que te pego con tu impaciencia… Venga ricura, que tu momento está a la vuelta de la esquina y en breve podrás protagonizar cambios que seguramente no afectarán en lo más mínimo la integridad del régimen para que el castrismo sobreviva a fidel presidido por el benjamín de la familia que también es castro. Entonces con o sin la ayuda de Desatinos y el curita Ortega harás “cosas” que contenten a los “comemierdas” de siempre que te arroparán diciendo que “algo está cambiando en Cuba”… (Otro perro con el mismo collar teñido de rojo con sangre inocente).


A lo mejor tú resultas ser un poquito menos malo que tu hermano fidel, pues aunque sois hijos de la misma pobre madre emputecida, tu padre al menos no fue un gallego cuatrero sino un bonitillo y chulesco soldadito achinado (como tú) cuyo mayor defecto (o virtud) fue haber sido un consumado y empedernido fornicador lo cual despertó las ansias incontroladas de la enviciada autora de tus días. ¡No te aflijas, chiquilín! Aquí en España hay un dicho que dice: “La jodienda no tiene enmienda”… Eso pasa en las mejores familias; cuanto más en la tuya que no ha sido de lo mejor… ni mucho menos. Hazme caso, pedazo de cielo, por una vez y pórtate bien para que te saquen del cuarto oscuro y cuando menos te dejen “echar” un discursito en una cooperativa agraria en algún lugar remoto de La Isla. Sé paciente que estas en el umbral de la gloria terrenal. No bebas mucho, sobre todo si conduces; el alcohol y el asfalto son incompatibles. Recibe un fuerte ¡ojalá que te parta un rayo! Y hasta la próxima… Raulillo, pequeñín…


http://loboherido41.wordpress.com/2010/07/28/raul-pequenin/
Enhanced by Zemanta

La Iglesia Católica Cubana Reclama "Menos Restricciones a las Libertades Individuales y Colectivas"

Arzobispado: La Iglesia Católica Cubana Reclama "Menos Restricciones a las Libertades Individuales y Colectivas"

Viernes, 30 de Julio de 2010 08:51 Europa Press - La Habana

La Iglesia Católica cubana criticó las "limitaciones" a la libertad imperantes en Cuba así como los intentos de "justificar" un sistema económico y social de "ineficacia demostrada" y reclamó al Gobierno cubano que se abandonen "las políticas contraproducentes" y que haya "menos restricciones a las libertades individuales y colectivas" en la isla con el fin de que ésta pueda desarrollarse en beneficio de sus ciudadanos y también del Estado. Este es el mensaje que el Arzobispado de La Habana envía al Gobierno de Raúl Castro en el editorial del último número de su revista, 'Palabra Nueva', bajo el título "Sobre libertad y liberalizaciones" y que firma el portavoz del Arzobispado, Orlando Márquez. El arzobispo de La Habana, monseñor Jaime Ortega, ha estado mediando en los últimos meses con el presidente, Raúl Castro, lo que ha llevado al régimen a anunciar la liberación de los 52 presos políticos de la Primavera Negra todavía en prisión en un plazo máximo de cuatro meses.

En el editorial, se defiende que "la libertad no se construye, ni se enseña ni se concede; la libertad es un derecho y, por tanto, se ejerce". Este derecho, "plantea un reto colectivo: todos necesitamos ejercer ese derecho personal, pero debemos hacerlo respetando el mismo derecho en los demás".

Asimismo, tras preguntarse si "no es posible la convivencia de las diferencias", pasa a formular toda una serie de cuestiones que constituyen una "manifestación dolorosa del Estado paternalista". "¿Puede alguien demostrar que es malo que una persona tenga iniciativa empresarial y que otra prefiera ser asalariada? (...) ¿Cómo llamar 'propiedad' a una casa o un auto que no pueden ser vendidos o regalados por su dueño legítimo? ¿Cómo hacer razonar a un atleta que no puede ser contratado en el exterior después, digamos, de cumplir ciertos compromisos nacionales, pero su entrenador sí tiene ese derecho? ¿Cómo aceptar que un extranjero pueda invertir en mi país y yo no?".

"No hay razones capaces de explicar las limitaciones al ejercicio de la libertad humana, ni argumentos que den razón del exceso de enfermizos controles burocráticos; del mismo modo que no hay discurso ni ideología que pueda defender o justificar formulas económicas y sociales cuya ineficacia ha sido largamente demostrada e innecesariamente padecida", defiende el texto, publicado esta semana.

Así las cosas, considera que "la cuestión tampoco es reducir el dilema a 'capitalismo' y 'socialismo', trampa preferida de inmovilistas y fariseos de la política". "Pienso que debemos poner el foco de atención en lo que funciona y lo que no funciona, preservar los beneficios logrados en estos años y eliminar las políticas contraproducentes, trabajar en lo que dignifica al ciudadano, en lo que posibilita el desarrollo, al tiempo que protege al que esté en desventaja", defiende Márquez.

LOS CUBANOS DEBEN ANDAR SU "PROPIO SENDERO"

"Debemos atrevernos a andar nuestro propio sendero. Quizás baste con dar el primer paso para descubrir que no es tan espinoso el camino, que los controles excesivos crean más problemas de los que pretenden evitar. Es verdad que el primer paso suele ser el más difícil, pero parados en la encrucijada ya no es válido volver atrás, o detenerse, en plena globalización, a ver el flujo de vida que corre vertiginosamente ante nosotros", anima el artículo.

"Los cubanos aspiramos a más desarrollo y más oportunidades, y para un desarrollo integral se necesitan menos restricciones a las libertades individuales y colectivas", reclama el Arzobispado, que considera que "el beneficio es amplio: los ciudadanos quedamos liberados de controles excesivos para poder así adelantar proyectos personales que, a la postre, pueden ser beneficiosos para la sociedad; el Estado se liberaría de cargas económicas, burocráticas e ideológicas innecesarias que le drenan la yugular, los almacenes y hasta ciertos argumentos; y el país sería un espacio más agradable y armonioso para todos".

"Esa es la importancia de la libertad y las liberalizaciones", concluye el texto.

http://www.lanuevacuba.com/main/201007301686/noticias/cuba-noticias/arzobispado-la-iglesia-catolica-cubana-reclama-qmenos-restricciones-a-las-libertades-individuales-y-colectivasq.html
Enhanced by Zemanta

¡BIENVENIDO ARIEL SIGLER AMAYA ! ABIERTA CUENTA BANCARIA PARA DEPOSITAR FONDOS HUMANITARIOS PARA ARIEL SIGLER AMAYA

jueves, 29 de julio de 2010

¡BIENVENIDO  ARIEL SIGLER AMAYA !
(7-28-10-10:15AM)
 ABIERTA CUENTA BANCARIA PARA DEPOSITAR FONDOS HUMANITARIOS PARA ARIEL SIGLER AMAYA
 Ariel Sigler Amaya llegará a los Estados Unidos en muy grave estado de salud y sin ninguno de los beneficios con los que habitualmente llegan los refugiados de Cuba a los EE.UU., pues Ariel llega mediante una Visa Humanitaria.

Gracias a Tomás Regalado, Alcalde de la Ciudad de Miami y a las gestiones del Representante Estatal Julio Robaina
, se le ha podido conseguir un MedicAid para que sea atendido en el Hospital Jackson de la ciudad de Miami. Ariel no tiene ningún otro recurso y su hermano Miguel y su cuñada Josefa López trabajan como repartidores en una pizzería a tiempo parcial y tienen tres hijos, dos de ellos menores de edad y otro limitado mentalmente, por lo que no tienen recursos para atender a Ariel Sigler Amaya cuando éste salga del hospital y esté en su convalecencia o tenga necesidad de algo que no pueda ofrecerle el hospital.
Por lo anterior, se abrió una cuenta bancaria para que todo aquel que desee y pueda hacer donaciones a favor de Ariel Sigler Amaya tenga donde hacerla. Los depósitos se pueden hacer en efectivo o ¨cash¨, mediante cheques o mediante giros bancarios o ¨money order¨. Los datos de la cuenta son los siguientes.
ARIEL SIGLER HUMANITARIAN FUND-ACCT # 0000148280827 Bank: BB & T Cualquier duda llamar a Miguel Sigler Amaya al siguiente teléfono: (786) 768 4428
Enhanced by Zemanta

La lenta muerte del castrismo

miércoles, 28 de julio de 2010

HAVANA. A news conference with Russian Preside...Image via Wikipedia
La lenta muerte del castrismo
Fernando Mires (Chile)

1.

Miremos hacia la Cuba de hoy: un Fidel canceroso y senil. Un Raúl que se sujeta en las sotanas de curas católicos para no caer definitivamente en el abismo. Una Habana maloliente, destartalada y maltratada, pero sobre todo, emputecida y violada. Cientos de presos salidos de cárceles infernales, negociados a cambio de un puñado de dólares que permitan respirar algunos minutos más a los esbirros del régimen. Prisioneros en mortales huelgas de hambre. Mártires de la democracia. Blogueros valientes, inclaudicables. Mujeres vestidas de blanco. En fin, todo eso, y muchos más, son los símbolos precisos de la lenta muerte de un sistema social injusto, de una dictadura implacable, de un error histórico cuyas magnitudes son muy superiores al tamaño de la hermosa Isla.

La dictadura del los Castro agoniza, y el problema para Raúl y sus secuaces es como saltar hacia el otro lado del abismo, o lo que es parecido: como realizar una transición económica desde el comunismo salvaje hacia el capitalismo social de mercado, salto mortal que llevará más temprano que tarde a otro salto aún más mortal: el salto que va desde una sangrienta dictadura militar hacia una democracia moderna.

Ambos saltos son muy superiores a las fuerzas de Raúl y los generales que lo siguen. De ahí que en estos momentos de triste agonía, Raúl y los suyos contemplan el otro lado del abismo, hacen como que van a saltar y luego dan un paso atrás, aterrados. Quizás Chávez, el adalid del socialismo del siglo XXl -remedo venezolano de ese remedo cubano que no era más que un remedo soviético- pueda mantenerlos intubados un tiempo más. Quizás para Raúl y los suyos el problema no es sobrevivir sino simplemente retardar el momento de la muerte final.

Cuba no muere, pero en Cuba más de algo está muriendo. Y, por lo mismo, naciendo. Tal vez algún día Pablo Milanés hará un canto a lo que está naciendo. Pero por el momento nadie sabe lo que es. En cualquier caso, después de haber leído el magnífico libro escrito por Jaime Benson tengo la impresión de que ese “algo” que muere (y que nace) es más que el fin de uno de los últimos regímenes exponentes del “socialismo real”.

2.

Por supuesto, en Cuba muere uno de los últimos exponentes del socialismo real. Y lo peor, muere antes de haber nacido, y si seguimos con atención los capítulos “económicos” (sobre todo los dos primeros del texto) del libro de Jaime Benson, tendríamos que decir que, además, muere antes aún de haber sido concebido. En ese punto el destino de Cuba no se diferencia demasiado del que corrieron los regímenes satélites de la URSS después de la caída del imperio soviético. Todos perecieron en medio de un socialismo imaginado por las correspondientes dictaduras como fase inferior del comunismo, periodo de supuesta transición hacia la sociedad perfecta, fase que constituye uno de los objetos preferidos del análisis de Benson.

No está de más recordar que todas esas economías del pasado reciente llamadas socialistas obedecían las líneas de un plan llamado de transición; por lo general, de una doble transición, a saber: la transición del capitalismo al socialismo y la transición del socialismo al comunismo. Parodiando a Trotsky quien postuló la tesis de la revolución permanente, podríamos decir que las dictaduras comunistas se orientaron de acuerdo a la tesis estalinista de la “transición permanente”.

El mismo término “socialismo real” quería significar que ese socialismo que imperaba en esas naciones era el “hasta ahora” posible, parte de una transición que alguna vez iba a terminar en el socialismo sin transición: el comunismo total, el fin de la historia, el más allá de todo más acá.

La ideología del socialismo como transición permanente cumplía, a su vez, el objetivo de justificar a las más diferentes perversiones políticas de nuestro tiempo.

De todas esas perversiones quizás la más perversa era y es la perversión dictatorial pues hasta ahora nadie ha sabido de un proceso de construcción del socialismo que haya sido realizado en términos democráticos.

La dictadura socialista -y ese es el punto que diferencia a las ideologías comunistas de las ideologías socialistas democráticas- no significa sólo una ruptura con la democracia sino que es, o nos ha sido vendida, como “una necesidad histórica” ; una etapa que hay quemar para acceder a la siguiente. Una necesidad, es decir, un medio del que se sirve la historia en ese camino que culminará, de acuerdo a la ideología marxista, en la realización del comunismo: “fase superior del socialismo”

Efectivamente, el marxismo es la única ideología de nuestro tiempo que justifica e incluso exalta a la dictadura como el mejor sistema de dominación política posible. Esa, y no otra, es la razón por la cual tantos dictadores han sido atraídos por la ideología marxista aún sin haberse dado el trabajo de leer a Marx (como confesó una vez Castro y como confesó recientemente el “neo-marxista” Chávez). Es decir, mientras los dictadores no socialistas, desde Trujillo a Pinochet, los dictadores socialistas no solamente no niegan la existencia de sus dictaduras sino, además, las enaltecen como partes de una fase “científicamente” programada, destinada a realizar la (infinita) transición que se extiende desde el capitalismo al comunismo. En ese punto Karl Marx tiene más de alguna culpabilidad.

En el Manifiesto Comunista, así como en sus breves trabajos destinados a comentar los luctuosos acontecimientos que dieron lugar a la Comuna de París, Marx, llevado por su innegable ímpetu literario, utilizó, y más bien como metáfora, el concepto de dictadura pero no para referirse a un régimen político determinado sino a una estructura socioeconómica dividida en clases sociales: la dictadura de la clase capitalista sobre la clase proletaria. Luego -según Marx- la revolución socialista (o comunista) debería invertir los términos y en lugar de la dictadura de la burguesía, establecer la dictadura de la clase obrera: “la dictadura del proletariado”. El audaz Lenin, a su vez, desvió el sentido literario del concepto de Marx y otorgó al concepto de “dictadura” un significado supuestamente “científico” escribiendo incluso una apología a “la dictadura del proletariado” en ese panfleto que encandiló la mente de Chávez titulado “El Estado y La Revolución”. El mismo Lenin -sin duda uno de los más eximios manipuladores ideológicos de la modernidad- se las arregló después para concebir una “dictadura del proletariado” sin proletariado, esto es, una dictadura del Partido del Proletariado. El “gran aporte” del castrismo al marxismo- leninismo fue, a su vez, concebir una dictadura militar en nombre del partido, en nombre del pueblo, en nombre de todo: “la dictadura del militariado” que eso fueron y son las diversas dictaduras tercermundistas que ha asumido el socialismo como ideología de transición perpetua, siniestra familia a la que pertenecen Gamal Abdel Nasser en Egipto, Muammar al-Gaddafi en Libia, Sadam Husein en Irak, Baschar Assad en Siria, Robert Mugabe en Zimbawe, Fidel Castro en Cuba y tantos otros dictadores “socialistas” de la modernidad tardía.

Los ilustres personajes nombrados tienen, además de la ideología socialista, algo muy en común. Todos han sido dictadores en naciones inmersas en esa creación politológica europea llamada Tercer Mundo.

3.

De acuerdo a las casi siempre arbitrarias denominaciones geopolíticas de la Guerra Fría, el primer mundo estaba formado por las economías capitalistas altamente desarrolladas, el segundo por el mundo comunista y el tercero por todo aquello que sobraba, sobre todo en África y en América Latina. El Tercer Mundo era, en efecto, el mundo destinado a ser repartido entre los otros dos mundos.

En algunas naciones de ese “resto del mundo” que era el tercero, tuvieron lugar revoluciones anticoloniales de liberación nacional que, al recibir apoyo soviético, entraron como clientes a formar parte del imperio dirigido desde Moscú. De ahí que el mundo comunista se dividía en tres esferas: 1. la del núcleo imperial formado por Rusia y las naciones anexadas durante el periodo Lenin- Stalin 2. Las llamadas “democracias populares” en la Europa del Este, y 3. Los “socialismos tercermundistas”.

La Cuba castrista gozaba de un doble status. Por una parte era una “democracia popular” con todos los derechos y deberes que esa denominación implicaba, y por otra, era un “socialismo del Tercer Mundo” al estilo sirio o iraquí. De acuerdo a ese segundo status, Fidel Castro intentó continuamente perfilarse como un líder del Tercer Mundo, primero en contra de la URSS (periodo guevarista) y cuando eso ya no fue posible, al servicio de la URSS. Es en ese marco donde deben entenderse las aparentemente absurdas intervenciones de las tropas cubanas en países africanos, las intervenciones ideológicas en el Chile de la Unidad Popular, y la ocupación de puestos claves (económicos y militares) en la Venezuela de Chávez. El castrismo ha sido y es radicalmente intervencionista.

Ahora bien, después del derrumbe del “segundo mundo”, el comunista, el concepto de Tercer Mundo ha perdido toda relevancia ideológica. Hoy sirve sólo como metáfora para designar a las naciones pobres de la tierra, que son muchas. Sin embargo, después de la caída de la URSS y del fin de las “democracias populares” continuaron existiendo como islotes separados de contextos políticos y territoriales, diversos “socialismos” del Tercer Mundo. El más importante de todos, China, ya no pertenece ni al Tercer Mundo ni mucho menos al socialismo. Por el contrario, es una de las principales potencias capitalistas de la tierra y, como muchos economistas opinan, la verdadera locomotora del mercado mundial. Otras naciones “socio-tercermundistas” como Vietnam, han pasado a formar parte del ágil y agresivo capitalismo sudasiático, incorporando además en sus gobiernos formas avanzadas propias a las democracias occidentales. De ahí que del antiguo socialismo del Tercer Mundo queda muy poco. La nación más relevante, no por su economía sino por sus arsenales atómicos, es Corea del Norte. En el mundo árabe perviven todavía algunos reductos socio-tercermundistas (Libia, Siria, Sudán) pero no son más que despojos de lo que alguna vez fue el ambicioso proyecto “nasserista” destinado a desarrollar un socialismo árabe, militar y laico bajo el amparo del imperio soviético.

Las pocas dictaduras socio-tercermundistas que todavía subsisten son muy similares entre sí. En todas gobierna el Ejército bajo el mando de algún cruel y anciano caudillo. En todas prima el más aterrador atraso económico y cultural, y en todas aumentan las cárceles donde van a parar no sólo quienes piensan distinto al régimen, sino los que simplemente piensan. Se trata, está de más decirlo, de dictaduras agónicas, y tarde o temprano, como ya está ocurriendo en la Cuba castrista, desaparecerán de la faz de la tierra, o como ya ocurre en el caso árabe, serán tragadas por otros proyectos históricos como por ejemplo, el islamista. Mas, como acontece en el caso castrista, la muerte de esas dictaduras socialistas suele ser lenta, muy lenta.

Esas dictaduras –y en este punto tiene razón Jaime Benson- son el verdadero rostro del “socialismo del siglo XXl”. Es que no hay más; definitivamente no hay más.

El proyecto chavista visto desde esa perspectiva no es otra cosa que el último intento castrista para sobrevivir en América Latina. Pero la lenta muerte del castrismo arrastra consigo al chavismo. Sin un proyecto como el castrista, que ya casi no existe, el gobierno militar de Chávez – siempre que la ciudadanía venezolana lo permita- sólo podría sobrevivir bajo la forma de una dictadura militar clásica, una más de las tantas que conoce América Latina. Sin embargo, esa forma de gobierno también se encuentra en extinción. La Cuba castrista, que ya no es parte de un proyecto socialista imperial como ocurrió durante la existencia de la URSS, que ya no es parte tampoco del “socialismo del Tercer Mundo”, ha revelado al fin, en el momento de su lenta muerte, su verdadero rostro: el de una vulgar dictadura latinoamericana, caudillesca, populista y militar.

No Marx ni Lenin, ni siquiera Stalin viven en Castro. Tampoco Martí ni Guiteras. Pero sí Machado y Trujillo, Somoza y Batista, han regresado desde ultratumba para morir nuevamente, cubiertos esta vez bajo ese piadoso manto ideológico que eso, y no más, es la ideología del socialismo del siglo XXl.

Pero tampoco hay ningún motivo para regocijarse. Cuando derrocado Batista los guerrilleros de la Sierra Maestra entraron en la Habana, traían consigo la promesa de un mundo mejor. Fue por eso que no sólo en Cuba sino que en muchas naciones del mundo, recibimos a la joven revolución con los brazos abiertos. Cuando Cuba fue anexada por la URSS a iniciativas del propio Fidel, muchos supimos que ese mundo mejor estaba muy lejos de ser representado por los hermanos Castro. Mantuvimos todavía una que otra esperanza en que, en algún momento -pese al caso Huber Matos, al caso Cienfuegos, o al caso Padilla- “la revolución” regresaría a ese momento democrático y popular que le dio origen. Pero la revolución siguió adelante, hasta que terminó, como todas las revoluciones, devorándose a sí misma.

4.

Mi ruptura personal con la Cuba de los Castro la realicé después del golpe de Estado de Pinochet en Chile. Desde ese momento prometí posicionarme en contra de todo gobierno que mantuviese cárceles repletas de presos políticos, que obligara a miles a abandonar su patria y vivir en el exilio, que en vez de políticos, gobernaran militares. Cuba era una de esas naciones. Decidí entonces romper con la Cuba castrista y comencé a escribir en 1975 un libro que diera testimonio de esa ruptura. El libro fue publicado recién en 1978, en Medellín, Colombia. El título de ese libro es: “La revolución no es una isla”. Algunos de mis amigos habían realizado esa ruptura algo antes que yo. Otros la realizaron después. Otros, mucho después. Algunos no la realizaron jamás. Estos últimos son para mí un enigma.

5.

El libro de Jaime Benson tiene la particularidad de hacer revivir, paso por paso, los diversos momentos y estadios atravesados por la Cuba castrista. Para decirlo en clave semiótica, se trata de un libro de-constructivo. Las discusiones ideológicas en las que participaron teóricos como Mandel y Bettelheim, los objetivos nunca alcanzados, el terror estatal, la utopía de la revolución continental, la locura del Hombre Nuevo, las zafras milagrosas, los interminables discursos de Fidel, la lógica de la lucha armada, en fin, pasaje tras pasaje nos son presentados diversos momentos ya olvidados de un proceso que nunca fue lineal..

De-construcción dificilísima. Jaime Benson ha resistido, por ejemplo, la tentación de analizar todo eso que sucedió desde la perspectiva presente-pasado, que es lo que hacen muchos. Por cierto, como el autor de una novela policial, Benson conoce el final trágico de esa historia, pero la va narrando como si no lo supiera, es decir, desde una rigurosa perspectiva pasado- presente que es y debe ser la del buen historiador. En ese sentido se trata de un libro no ideológico. El autor no quiere fundamentar ninguna gran verdad ni mucho menos una visión del futuro. Benson deja que los hechos hablen por sí solos; y los hechos, hablan. Esa es quizás una de las razones que me impulsa a preguntar nuevamente acerca del enigma ya mencionado.

¿Cómo puede ser posible que todavía existan personas de las cuáles yo pienso que son suficientemente sensibles e inteligentes o por lo menos, normales, y que sin embargo siguen prestando su apoyo a “eso” que hoy es el castrismo? Entre esas personas hay algunas que han sufrido bajo dictaduras militares, que han perdido deudos y amigos, que han vivido el exilio, que han sido incluso torturados y a pesar de todo eso no sienten o no son capaces de expresar un mínimo de solidaridad con las víctimas, las miles de víctimas del militarismo castrista ¿Cómo puede ser posible que existan esos seres que nunca han sido muy fieles en sus vidas privadas pero que con respecto a la Cuba castrista mantienen una fidelidad a toda prueba, dignas del más apasionado de los amores? ¿Cuáles son los mecanismos que llevan a esos individuos a tratar de traidores y renegados a todos aquellos que viendo el rostro horroroso de la realidad se niegan a decir que ese rostro es bello? Creo que ya ha llegado el momento de intentar algunas respuestas. Para comenzar, debo afirmar que no creo en el poder hipnótico-erótico de Fidel Castro. Deben existir otras razones.

Una, la que se me viene primero a la mente, es la razón ideológica. Para explicar mejor dicha suposición es preciso entender que las ideologías no sólo son sistemas de ideas petrificadas, sino, además, verdaderos programas de pensamiento. Hay quienes al adscribir a una ideología introducen en sus mentes un sistema de programación que los obliga a pensar en términos exclusivamente inter-ideológicos, de tal modo que cualquier intento para llevar una discusión más allá del programa ideológico internalizado, está condenado al fracaso. Esas personas pueden estar muy vivas en otras esferas de la vida cotidiana; en la literatura, en el arte, por ejemplo. Pero si tú intentas discutir políticamente con ellas, activas de inmediato la programación ideológica. Esa es la razón que me ha llevado a pensar que las ideologías en muchos casos son patológicas, del mismo modo como muchas patologías son ideológicas.

Ahora, uno de los elementos centrales de la programación ideológica castrista dice más o menos así: independientemente a los errores cometidos en Cuba, hay que tener en cuenta que Cuba es socialista, y por lo tanto, Cuba se encuentra situada en una fase superior al capitalismo.

Está de más decir que dicho recurso ideológico reposa en una creencia basada en una suerte de naturalismo historicista (materialismo histórico de acuerdo al léxico marxista) heredado de la doctrina positivista y que la ideología marxista hizo suya. De acuerdo a dicho naturalismo, muy presente en diversos institutos de sociología latinoamericanos, la historia sigue una línea que la impulsa a avanzar hacia adelante, produciendo formaciones sociales cada vez más evolucionadas. Por lo tanto, que en Cuba se pueden cometer todas las atrocidades imaginables está justificado de antemano pues la naturaleza socialista de Cuba es superior a la de cualquier país capitalista.

Es evidente que para mantener un programa de pensamiento como el descrito, se requiere de una firme creencia en la idea de la progresividad histórica. Sin esa creencia, la ideología, efectivamente, no funciona. No hay, en verdad, ideología sin creencias. Pero las creencias son, a su vez, bases del pensamiento religioso. Esa constatación me lleva, por lo tanto, a un segundo intento de explicación. La formularé como tesis: se trata de la ausencia, o baja presencia de religiosidad que, en América Latina, aunque parezca lo contrario, es evidente. Esa ausencia de verdadera religiosidad (espiritualidad) es la que, a su vez, permite la entrada triunfal de las ideologías. De acuerdo con Hanna Arendt, las ideologías no son religiones, pero pueden substituir perfectamente a las religiones.

Hay que precisar que bajo el término religiosidad no entiendo nada parecido a eclesialidad, ni tampoco a determinadas adscripciones formales o rituales a diversas confesiones y religiones. Religiosidad significa antes que nada establecer una relación de comunicación con una instancia que si bien pertenece a este mundo no sólo es de este mundo, instancia que es antes que nada espiritual, y por lo mismo, adquiere, para los creyentes, la categoría de divina. En cierto modo, y la tesis no es mía sino de Peter Sloterdijk (“Zorn und Zeit”), el ser humano al ser pensante (metafísico) es portador de un potencial trascendente. Sin embargo, y sigo también aquí a Sloterdijk, ese potencial puede ser invertido en un objeto adecuado, que en una religión es Dios, pero también puede, y de hecho es lo que ocurre más frecuentemente, en la divinización de un objeto no religioso que suele ser otra persona, un cantante entre los más jóvenes, o un deportista, y en la política, una ideología reencarnada en la presencia de un líder al cual le son conferidas propiedades sobrehumanas. En ese caso estamos frente al síndrome de la idolatrización que en la vida política, sobra decirlo, suele ser muy frecuente. También es frecuente que, frente a la incapacidad de encontrar a Dios hay quienes optan por depositar ese amor destinado a Él, en cualquier pobre diablo. Si mal no recordamos, hasta Hitler fue divinizado por un pueblo enloquecido.

No obstante, más allá de cualquier intento racional de explicación, hay algo que parece cada vez, aún para las personas más ideologizadas, imposible de ser negado. El castrismo está llegando lentamente a su hora final. Con ello quiero insinuar que de a poco nos aproximamos al momento en que después del derrumbe definitivo, cuando sean reveladas todas las verdades que ha ocultado el régimen, muchos de los que todavía hoy defienden ese “socialismo” tomarán su cabeza con ambas manos y preguntarán: ¿“Cómo pude haber apoyado a “esto?” Así pasó después de la caída del nazismo. Así pasó después del derrumbe del comunismo.

No, no estoy juzgando a Fidel Castro ni a los suyos. Al fin y al cabo nadie es nadie para juzgar a nadie. Por el contrario, soy de los que piensan que hubo una vez en Cuba un joven idealista, lleno de ideas y arrojo, capaz de morir pero también de matar por una utopía. Como él hubo varios en la isla, y los hay y los habrá en muchas otras partes. Ese joven, así como quienes lo siguieron, imaginaron en su ardiente fantasía que no sólo había que derribar una tiranía sino, además, cambiar el mundo. Por lo tanto el problema no sólo está en la mente de esos jóvenes sino también en quienes creyeron en ellos. El problema es que para cambiar al mundo había que hacer, desde el comienzo, una división tajante entre quienes cambian el mundo y quienes debían ser cambiados. Y, como suele ocurrir, hubo muchos que no querían ser cambiados de acuerdo a quienes querían cambiarlos. Esos jóvenes decidieron entonces cambiarlos por la fuerza, para terminar así convirtiendo a todo un pueblo en un objeto de cambio. De este modo la isla que iba a cambiar el mundo fue convertida en una mazmorra que al serlo, terminó cambiando a quienes querían cambiar el mundo. Fue así que los Castro y muchos otros se convirtieron de liberadores en carceleros. Y esa cárcel siguió creciendo, y creció hasta tal punto, que hasta los propios carceleros llegarían una vez a ser prisioneros. Porque en el fondo Raúl Castro lo sabe: él es un prisionero, uno de los tantos que pululan en esa cárcel que es Cuba. Un prisionero que, por si fuera poco, no puede huir. Porque además de un prisionero, él, Raúl, es su propio carcelero.

Fidel Castro, en cambio, no lo sabe; o no quiere saberlo. He escuchado con atención sus últimos mensajes. Nos habla de guerras atómicas, de colapsos ecológicos, del fin del mundo: en fin de aterradoras visiones apocalípticas.

No es necesario ser un eximio psicoanalista para entender que las visiones apocalípticas son reproducciones de ese colapso personal cuya posibilidad porta cada uno: la muerte. Fidel Castro ha descubierto tal vez que él también es un ser mortal, un simple mortal entre tantos. Sabe, pero no quiere saber, que todo aquello que fundó sobre la sangre derramada está muriendo y que el socialismo cubano no es más que la ruina de lo que nunca fue. En gran medida Fidel, el Patriarca, ha buscado refugio en el triste otoño de su senilidad. De esa senilidad que lo protege de sí mismo, o de esas verdades de las que no quiere saber ni escuchar porque esas verdades no son otra cosa que sus miedos. Sus propios, terribles e infinitos miedos.

NOTA DEL AUTOR: Este artículo ha sido escrito como prólogo al libro “Castrismo y Socialismo”- “Crítica a los fundamentos del socialismo siglo XXl” escrito por Jaime Benson, Profesor Catedrático en el Departamento de Economía en el recinto de Río Piedras, Universidad de Puerto Rico. Como si fueran tocados por una vara mágica para que aparezcan justo en el momento preciso, hay libros que traen consigo el extraño signo de la oportunidad. Es el caso de éste libro y cuyo subtítulo es “Los fundamentos del socialismo del siglo XXl”. De acuerdo al autor, el llamado socialismo del siglo XXl no significa ningún aporte teórico; no trae consigo nada nuevo; no es más que la prolongación del castrismo del siglo XX hacia el siglo XXl. De ahí que no deja de ser muy interesante mencionar que el libro al que hago referencia y que me honro en prologar ha sido terminado justo cuando está finalizando una historia que atravesó y marcó todo el universo latinoamericano: la tortuosa historia de la revolución cubana.
Enhanced by Zemanta

El cacique, abriendo el desfile, Castro en 26

lunes, 26 de julio de 2010

Respondiendole al senor Alberto Luzárraga sobre la "Coronacion de la Virgen"

sábado, 24 de julio de 2010

Señor Luzárraga veo con consternación….noooo, que me voy a consternar!!!!!, si creo que esta UD equivocado, pero de medio a medio



Estamos hablando del cuadro “La Coronación de la Virgen” pintado por Velásquez que no esta en ninguna iglesia ni otro lugar de culto, sino en el museo del Prado de Madrid, http://www.artehistoria.jcyl.es/genios/cuadros/249.htm un sitio publico y laico, en un estado laico que es España y donde hay libertad de expresión

Es posible, que hace mas de dos mil anos viviera en Galilea, una pobre campesina de nombre Maria, y que tuviera por hijo a un pobre carpintero de nombre Jesús, que acabara crucificado, pero no creo que tenga mucho que ver, con esa imagen pintada por Velásquez , ni con ninguna de las imágenes que la Iglesia Católica Apostólica y Romana se ha encargado de difundir por el mundo, seguro que si pudiera verse no se reconocería, rodeada de tanta joya y tanta seda, que nunca tuvo en vida

En cualquier caso esta imagen de Velásquez no se parece a las imágenes de la Virgen de la Caridad del Cobre que es patrona  Cuba, más de lo que puede parecerse a un icono de la Iglesia Ortodoxa o a otra de las muchas advocaciones del culto mariano distribuidas por el mundo

Y como ya se habrá dado cuenta yo no soy nada partidaria, de ningún tipo de culto a las imágenes hechas por la mano del hombre, y menos todavía a la religión afrocubana y menos que menos todavía en la religión musulmana…en general soy bastante a alérgica a cualquier tipo de integrismo religioso, adicionalmente tampoco creo en vampiros, ni en brujas, ni en hadas, ni en fantasmas, creo en Dios, pero no en ninguna superstición ni organización religiosa

Aldo que es amigo mío, es libre de retirar la imagen de su Web, si cree que puede molestar a sus lectores americanos, sin que yo me moleste, ni deje de mandarle otros montajes de otros cuadros mas o menos famosos, procurando eso si, que no sean de ninguna religión de las que haya en Estados Unidos para no crearle problemas, pero yo soy yo y mis circunstancias, vivo en un país libre, llegue aquí sin deberle nada a nadie, y no admito que se me diga lo que debo o no debo de montar, basándose en conceptos religiosos, que lo siento mucho, no comparto

Atentamente

Ana Julia Mena (Alana)





Enhanced by Zemanta

Declaracion de Fidel Castro: Me marcho de Cuba por habérseme cerrado todas las puertas

domingo, 18 de julio de 2010

AQUÍ YA NO SE PUEDE VIVIR

Me marcho de Cuba por habérseme cerrado todas las puertas. Hace seis semanas estoy en la calle y estoy convencido que la dictadura tiene intenciones de permanecer en el poder... disfrazada de distintas formas, ignorando que la paciencia del pueblo cubano tiene sus límites.

¡A qué grado de rebajamiento moral, de desenfreno y de odio mezquino se ha llegado! Si las cosas siguen en Cuba como van, no nos quedará más remedio que disponernos a morir, o ir buscando un lugar del mundo a donde emigren todos los cubanos, porque aquí no se puede ya vivir.

Esto no es exagerado. Yo no sé si los nazis hicieron en Francia, enemiga tradicional de su país, alguna de las cosas que se contemplan en nuestra infeliz tierra. Es cierto que no hay peor cuña que la del mismo palo. Me refiero a hechos de la vida cotidiana que marean el estilo de gobierno implantado en Cuba.

Lo podrán sufrir algunos: los amiguitos del régimen y aquella parte, de la ciudadanía indigna del régimen y aquella parte, escasa por suerte, de la ciudadanía, indigna de tener Patria, que vive en paz con los horrores que a diario contempla.

Hay canalladas a las que uno no se acostumbra jamás, por mucho que las haya sufrido iguales o parecidas.

Los cuerpos represivos tienen intervenido el teléfono de mi casa las veinticuatro horas del día, graban en una cinta todas mis conversaciones, por muy personales que sean; anotan todos los teléfonos que hacen comunicación con el mío,

Los que me conocen saben que soy incapaz de inventar estas cosas. Prefiero mil veces callar en todo lo que a los agravios personales se refiere. ¡Si yo dijera al pueblo de Cuba los que tuve que sufrir mientras estaba... indefenso, más de una cara se caería de vergüenza, gentes con dos partes de Caín y una de Judas, que hasta el honor de la familia vendieron! ¡Ojalá que la historia no consigne nunca tal página de infamia!

Pero, ¿por qué estoy escribiendo hoy este artículo donde no puedo disimular la amargura de ver la Patria, la tierra en que nacimos todos, en un modo de existir tan miserable donde, salvo unos cuantos pillos, indiferentes o malvados, ya no se puede vivir?

La mentira gubernamental tiene lugar de honor en la letra de molde como cuanta palabra se diga a favor de los grandes intereses creados; pero no la verdad de los que defienden a los humildes, que no tienen nada que pagar, la del hombre digno y honrado, aun cuando el decirlo pueda salvar muchas vidas de la injusticia y el crimen.

Criminal es guardar silencio... Tal proceder lesiona los propios sectores de la economía que esas empresas defienden. Un día vamos a tener que tirar la manta y poner al desnudo todos los intereses que atan y obligan, aunque no me quede más remedio que publicarlo en un millón de manifiestos y me gane más enemigos que un hereje incorregible. Desde ahora advierto que, como no aspiro a nada, me importa un bledo batirme como un Quijote contra todos los farsantes.

Cuando no hay conspiraciones las inventan; y cuando nadie pone bombas, las ponen ellos o les colocan petardos en los bolsillos a sus adversarios como hicieron con Jorge Valls .

Han acusado en dicho plan inclusive a personas que han anunciado su regreso a Cuba. ¿Es así como quieren que regresen los exilados? ¿Desearía el régimen que todas esas personas acusadas, más de cuarenta, tomen el camino del exilio? ¿Es así como contribuyen a la paz?

.. la economía por el suelo...los que más perjudican a la dictadura son sus propios partidarios.

De todos modos, les advierto que este negocito de la dictadura, a este paso, se arruinará más pronto de lo que se imaginan, porque lo están manejando muy mal; porque ya en Cuba no se puede vivir y va llegando la hora de emigrar o morir.

Fdo.Fidel Castro

Nota de N.A.- No resistimos la tentación de publicar estos extractos de un artículo publicado por Fidel Castro en el periódico "La Calle" que dirigía Luis Orlando Rodríguez, el 17 de junio de 1955. "Su revolución" está pintada exactamente en ese artículo. Esa es la real situación de Cuba y de los cubanos, 55 años después.

#Yoacuso Declaracion de Fidel Castro: Me marcho de Cuba por habérseme cerrado todas las puertas

AQUÍ YA NO SE PUEDE VIVIR

Me marcho de Cuba por habérseme cerrado todas las puertas. Hace seis semanas estoy en la calle y estoy convencido que la dictadura tiene intenciones de permanecer en el poder... disfrazada de distintas formas, ignorando que la paciencia del pueblo cubano tiene sus límites.

¡A qué grado de rebajamiento moral, de desenfreno y de odio mezquino se ha llegado! Si las cosas siguen en Cuba como van, no nos quedará más remedio que disponernos a morir, o ir buscando un lugar del mundo a donde emigren todos los cubanos, porque aquí no se puede ya vivir.

Esto no es exagerado. Yo no sé si los nazis hicieron en Francia, enemiga tradicional de su país, alguna de las cosas que se contemplan en nuestra infeliz tierra. Es cierto que no hay peor cuña que la del mismo palo. Me refiero a hechos de la vida cotidiana que marean el estilo de gobierno implantado en Cuba.

Lo podrán sufrir algunos: los amiguitos del régimen y aquella parte, de la ciudadanía indigna del régimen y aquella parte, escasa por suerte, de la ciudadanía, indigna de tener Patria, que vive en paz con los horrores que a diario contempla.

Hay canalladas a las que uno no se acostumbra jamás, por mucho que las haya sufrido iguales o parecidas.

Los cuerpos represivos tienen intervenido el teléfono de mi casa las veinticuatro horas del día, graban en una cinta todas mis conversaciones, por muy personales que sean; anotan todos los teléfonos que hacen comunicación con el mío,

Los que me conocen saben que soy incapaz de inventar estas cosas. Prefiero mil veces callar en todo lo que a los agravios personales se refiere. ¡Si yo dijera al pueblo de Cuba los que tuve que sufrir mientras estaba... indefenso, más de una cara se caería de vergüenza, gentes con dos partes de Caín y una de Judas, que hasta el honor de la familia vendieron! ¡Ojalá que la historia no consigne nunca tal página de infamia!

Pero, ¿por qué estoy escribiendo hoy este artículo donde no puedo disimular la amargura de ver la Patria, la tierra en que nacimos todos, en un modo de existir tan miserable donde, salvo unos cuantos pillos, indiferentes o malvados, ya no se puede vivir?

La mentira gubernamental tiene lugar de honor en la letra de molde como cuanta palabra se diga a favor de los grandes intereses creados; pero no la verdad de los que defienden a los humildes, que no tienen nada que pagar, la del hombre digno y honrado, aun cuando el decirlo pueda salvar muchas vidas de la injusticia y el crimen.

Criminal es guardar silencio... Tal proceder lesiona los propios sectores de la economía que esas empresas defienden. Un día vamos a tener que tirar la manta y poner al desnudo todos los intereses que atan y obligan, aunque no me quede más remedio que publicarlo en un millón de manifiestos y me gane más enemigos que un hereje incorregible. Desde ahora advierto que, como no aspiro a nada, me importa un bledo batirme como un Quijote contra todos los farsantes.

Cuando no hay conspiraciones las inventan; y cuando nadie pone bombas, las ponen ellos o les colocan petardos en los bolsillos a sus adversarios como hicieron con Jorge Valls .

Han acusado en dicho plan inclusive a personas que han anunciado su regreso a Cuba. ¿Es así como quieren que regresen los exilados? ¿Desearía el régimen que todas esas personas acusadas, más de cuarenta, tomen el camino del exilio? ¿Es así como contribuyen a la paz?

.. la economía por el suelo...los que más perjudican a la dictadura son sus propios partidarios.

De todos modos, les advierto que este negocito de la dictadura, a este paso, se arruinará más pronto de lo que se imaginan, porque lo están manejando muy mal; porque ya en Cuba no se puede vivir y va llegando la hora de emigrar o morir.

Fdo.Fidel Castro

Nota de N.A.- No resistimos la tentación de publicar estos extractos de un artículo publicado por Fidel Castro en el periódico "La Calle" que dirigía Luis Orlando Rodríguez, el 17 de junio de 1955. "Su revolución" está pintada exactamente en ese artículo. Esa es la real situación de Cuba y de los cubanos, 55 años después.

El creador del socialismo del siglo XXI Heinz Dieterich critica acidamente al General Raul Castro

sábado, 17 de julio de 2010

Severa derrota de la Revolución Cubana,
por Heinz Dieterich

Es indudable que las circunstancias de la liberación de presos “políticos” en Cuba convierten a este acto en una severa derrota táctica de la Revolución. El Estado cubano, por primera vez en cincuenta años, fue incapaz de mantener la iniciativa estratégica frente al cártel delincuencial formado por la Unión Europea, el Vaticano y Estados Unidos. La incógnita es, si el Partido Comunista de Cuba (PCC) logra convertir esta derrota en un futuro triunfo o si terminará en una derrota estratégica.

1. Problema de poder, no derechos humanos
El problema con los delincuentes del Cártel nunca fueron los derechos humanos, sino la intención imperialista de destruir a la Revolución. Los mismos actores del Cártel lo dicen sin ambages. Por ejemplo, las resoluciones del Parlamento Europeo hablan abiertamente de la necesaria “transición política hacia una democracia pluripartidista”. Si esta es la naturaleza del conflicto, entonces hay que analizarlo y tratarlo como un problema de poder, no de derecho internacional. La ley le importa un comino al imperialismo.

2. Dos debilidades de la Revolución

El Cártel ejecuta su plan operativo mediante diferentes papeles en una división subversiva del trabajo. En jerga futbolística diríamos que los delanteros visibles son el canciller español Moratinos, el cardenal cubano Ortega y la derecha del Parlamento Europeo. El Director Técnico está sentado en la Casa Blanca, dirigiendo la ofensiva. Ésta se dirige hacia dos puntos débiles de la defensa cubana: a) la prioridad política de conseguir el levantamiento de la injerencista “posición común” de la Unión Europea, introducida por el falangista Aznar en 1996, antes de septiembre de este año y, b) conseguir la liberación parcial del bloqueo económico estadounidense, para alivianar la crisis económica del país. La liberación de los presos es el resultado de la presión combinada de esta pinza, envuelta en terciopelo por la Iglesia Católica, para ocultar sus dientes de acero.

3. Pérdida de poder e iniciativa estratégica

La pérdida de poder de la Revolución se manifiesta en el hecho de que, por primera vez en medio siglo, ha cedido a las presiones del Exterior. La pérdida de la iniciativa estratégica se nota, entre otras, en el hecho, de que no fue el Partido Comunista de Cuba que liberó en plena autonomía a los presos, sino que lo hizo bajo la presión externa y de la Iglesia Católica. El crédito público mundial e interno por esta medida recae ahora sobre el Vaticano, no sobre el Partido Comunista. La Iglesia Católica aparece como el sujeto de cambio progresista, el Partido como un ente estático que tiene que ser empujado para actuar.

Esa pérdida de la iniciativa estratégica se manifiesta también en el discurso oficial frente a los acontecimientos. Hasta el día de hoy, no hay una explicación coherente del cambio cualitativo en la política de derechos de los disidentes. De hecho, el aparato propagandístico cubano, notoriamente deficiente ante los nuevos desafíos del Siglo XXI, no se hace notar en ninguna función vanguardista.

4. ¿El futuro?

Mientras la dirección cubana actúa bajo el doble yugo de evitar la “posición común” del imperialismo europeo, y del pronto levantamiento del bloqueo estadounidense, no podrá recuperar la iniciativa estratégica que la ha caracterizado desde su triunfo en 1959. La interrogante es, si existe una alternativa a su posicionamiento actual, que le devuelva la posibilidad de volver a controlar la situación frente al Cártel. La respuesta es positiva y tiene dos aspectos: un paquete “Marshall” de emergencia económica y la audacia política mostrada por Lenin en “La Gran Iniciativa”.

Para tener un tiempo de tranquilidad económica y por la dimensión del problema económico, Cuba necesita unos diez mil millones de dólares como fondo de emergencia. Entre China, Rusia y los países latinoamericanos debería ser posible, obtener esta suma. Con la tranquilidad económica que generan esos fondos, el Partido realiza el VI Congreso del Partido a mediados del 2011, donde presenta las reformas estructurales en las relaciones de producción ---el problema económico fundamental del país--- y en la superestructura política (participación), que son necesarias para salir de la crisis y del Cártel agresor.

Todo depende ahora de “La Gran Iniciativa”. La pregunta es, por lo siguiente. ¿Actuará la fracción leninista del Partido con la rapidez y audacia necesarias para la sobrevivencia?

http://www.larepublica.com.uy/editorial/417382-severa-derrota-de-la-revolucion-cubana

Raúl Castro, está poniendo en peligro la lealtad de sus Generales

viernes, 16 de julio de 2010

El señor Raúl Castro fue seriamente advertido del peligro que suponía involucrar a la Iglesia Católica, en lo de las negociaciones con el señor Ministro del Exterior Español, Don Miguel Angel Moratinos; sobre la Liberación de presos de conciencia excarcelados recientemente.

Actuando en voz alta. Y preparándose una situación futura, ante lo hipotético y potencial toma de decisión del Gobierno Norteamericano respecto a los Hermanos Castro. Captada la debilidad del actual Presidente en este tema. El cardenal, Jaime Ortega Alamino, cumpliendo órdenes de Benedicto XVI. Ha rendido cuentas a la administración del señor Barack Obama, de la puesta en Libertad y Deportación de los Rebeldes Criollos.

La Iglesia Católica, históricamente; ha dado pruebas de resistencia inusitada, donde otros se han rendido. Es Un Virus, que pacientemente aguarda en el Anonimato, en la sombra, y tomando constantemente la temperatura exterior. Para llegado el momento, o su momento; ponerse en Acción.

¿Por qué la Iglesia Católica, en vez de informar al Presidente Negro Norteamericano?. No ha informado al pueblo cubano, ajeno totalmente a lo que pasa dentro de sus fronteras naturales. Además, de aclarar a todos, que la chispa de los presentes acontecimientos las propinó el asesinato de Orlando Zapata Tamayo, y la huelga de hambre de 132 días de Guillermo Fariñas. Ambos Ciudadanos Nativos Negros?

Hartos del Castrismo, y creyéndose intérpretes de un hipotético sentimiento Nacional Proyanky de la Sociedad Civil Cubana. Acaban, por su precipitada huida hacia adelante, y salir cuanto antes del anonimato. Dar su primer paso en falso. Cometer su primer por apresuramiento. Ignorantes de lo que se está cociendo en el resto del Planeta respecto a la Inmaculada Iglesia Católica. Como también, acaban de enseñar sus verdaderas cartas al señor Raúl Castro .

Raúl Castro, está poniendo en peligro la lealtad de sus Generales, tanto por dar participación sin contar con ellos a la Iglesia Católica, en un tema tan delicado como lo es el cansancio de la sociedad de una dictadura que lleva sobre sus hombros decenios. Como, dejar que el Comandante en Jefe, salga a hacer declaraciones Axiomáticas por los medios Estatales de Propaganda Masiva. Desgastando su Poder, y precipitando su Caída.

Desde las altas esferas de la Curia Papal, miden con Lupa, la debilidad de la Dictadura, tras la caída Libre del señor Fidel Castro. Tramando, en filosofía del silencio con el Estado del Potomac; posiciones afines a una República Poscastrista, en lo que respecta la repartición de papeles protagónicos. Donde la Iglesia Católica Cubana, hace de representación Política del Estado Vaticano. Ajena, a la opinión pública Legítima de los Ciudadanos de sus Ciudadanos. Tal como sucedió en 1898, cuando a espalda del pueblo Victorioso, España y Estados Unidos decidieron el Futuro de la Isla.

http://www.conexioncubana.net/opinion/la-iglesia-catolica-cubana-se-postra-ante-su-verdadera-prioridad-el-amo-del-norte/

#yoacuso Ningunea el General Raul al Comandante Fidel Castro???

lunes, 12 de julio de 2010

Castro reapareció súbitamente y por primera vez en publico, después de cuatro anos de ausencia y lo hizo visitando el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC)

Se cita, como fuente de la noticia al blog http://islamiacu.blogspot.com/ de la bloguera oficialista cubana Norelys Morales Aguilera, y al foro http:bloguerosrevolucion.ning.com (donde yo no consigo encontrar la noticia) y porque no, tan trascendente el tema, en el Gramma, Organo Oficial del CC del PCC cuyo secretario general sigue siendo todavía Fidel Castro?

El Granma, tan actualizado para lo que le conviene, vino a publicar “la cosa” hoy 12 de julio, casi una semana después de producida la visita, que fue el 7, en un articulo pequeño, con menos fotos que las aparecidas en los blogs http://www.granma.cubaweb.cu/2010/07/12/nacional/artic01.html sin la mas mínima alharaca por la reaparición de entre los muertos del todavía Comandante en Jefe de la Revolución, después de 4 anos de ausencia!!!!y sin decir de eso ni una sola palabra hablando mas del Instituto visitado y sus antecedente que del inesperado visitante, como si fuera la cosa mas natural del mundo que apareciera de pronto Castro por ahí, después de haber faltado de la vida publica cubana durante tanto tiempo

El Gramma cita como fuente a Cuba Debate, la pagina oficial del susodicho, aunque sin colocar enlace, en la edición impresa http://www.granma.cubaweb.cu/2010/07/12/pdf/pagina1.pdf se coloca una breve referencia en la portada...y se relega la noticia A LA PAGINA 5 de las 8 con que cuenta ese diario

Posted Image

Cuba Debate por su parte, publico la noticia el día 10, 3 días después de producida http://www.cubadebate.cu/noticias/2010/07/10/fidel-en-el-cenic-fotos/ en seis escuetos párrafos, sin hacer tampoco ninguna referencia a que Castro reaparece como si fuera lo mas corriente encontrárselo en la Habana al doblar de cada esquina...

Mención aparte merecen las fotos, tomadas según la referencia dada por Alex Castro Soto del Valle, unos de los hijos habidos con Dalia Soto del Valle, que pasa una buena parte de su tiempo en España ejerciendo de fotógrafo artístico

Posted Image
Alex Castro en la Plaza San Antonio de Cádiz, España, en la primavera del 2008


...utilizando un teléfono móvil!!!!...es que esta gente no tiene una triste cámara desechable de esas que en cualquier país capitalista del mundo pueden encontrarse a patadas???, donde estaba la prensa oficial del día de fechos??? Porque tiene que ser el hijo el que tome las fotos habiendo en Cuba tanto periodista retratando...la reinauguración de un mausoleo perdido... en Artemisa http://www.granma.cubaweb.cu/2010/07/12/nacional/artic03.html

El Juventud Rebelde el segundo periódico con mas peso mediático en la isla, también publico la noticia el día 10, la noticia de la reaparición del Comandante en un segundo plano, mientras que el lugar central lo ocupa... la noticia de la victoria española en el Mundial de fútbol

Posted Image

La poderosa maquina mediática de la tiranía, también se ha movido lentamente y con desgana, y al día de hoy en el google http://news.google.es/nwshp?hl=es&tab=wn&q=Fidel%20Castro solo hay la irrisoria suma de 542 artículos informativos, la mayoría de paginas anticastristas, que le han hecho mucho mas caso que ellos, y eso para un personaje que otrora acaparara toneladas de titulares cada vez que abría la boca aunque fuera para decir que pronto llovería

Que esta pasando aquí? Como es posible? NO LES ALEGRA EL TEMA??? Esta ninguneando Raúl Castro a su antecesor en la presidencia del pais? fue esta salida un "libretazo" de la familia Castro_Soto del Valle, sin contar para nada con el criterio del General y Tirano sucesorio Raúl? para ponerlo ante los "hechos consumados" al publicar las dichas fotos en el blog personal de Norelys Morales, personaje totalmente irrelevante dentro y fuera de Cuba, y que no le quedara mas remedio al hermanito que dar a conocer la noticia como de mala gana, en el Gramma cinco dias después????

Para hoy a las 6:30 (hora de Cuba) se anuncia una "Mesa Redonda" con Fidel Castro...para hablar sobre la peligrosa cuestión.. .de Oriente Medio http://www.granma.cubaweb.cu/2010/07/12/nacional/artic04.html

Se presentara el mayor del los Castros en el estudio de Cuba Visión para debatir en vivo...con la que esta cayendo por allá por la isla ...los problemas de.... los compañeros de Hamas??? y de paso aclararnos a todos de que va todo esto???

Segunda parte de Vicky Peláez, Ana Montes, Althusser, el espionaje y La Matraca Canalla

viernes, 9 de julio de 2010

SE PUSO EN EVIDENCIA QUIÉNES PARTICIPAN DE LA MATRACA CANALLA: ¡SÍ ERAN ESPÍAS!


Segunda parte de Vicky Peláez, Ana Montes, Althusser, el espionaje y La Matraca Canalla
2 de 2
Por Aquiles Julián
El pasar de los días, tras la inesperada detención de la “periodista” Vicky Peláez (en realidad, propagandista, pues en nada era imparcial y apegada a los hechos, sino promotora militante de un punto de vista por el cual ofrecía una visión sesgada, en que sólo destacaba los datos que justificaban y apuntalaban su enfoque, buscando influir, permear y definir una manera de ver las cosas útil para los intereses que ella defendía y para los que trabajaba), el aparato siniestro de desinformación, calumnia, distorsión, mentiras, denostación y guerra ideológica que califico como La Matraca Canalla ha estado bien activo en buscar desacreditar la acusación contra la señora Peláez (¿o Lázaro?), victimizarla presentándola como una periodista agredida por su “independencia” (¿cuál?), generar una percepción de que el Estado norteamericano se ensaña con una persona porque le critica y fomentar un mayor odio hacia los Estados Unidos, llenándolo de todo tipo de improperio y apelando al nacionalismo y a cualquier sentimiento noble en las personas, salvo que la intención es innoble.
Así, el caso de Vicky Peláez es útil para mostrarnos a La Matraca Canalla en acción, ver cómo procede, evidenciar quiénes se suman por obligación (son sus agentes pagados), por voluntad (fanáticos convencidos de que cualquier cosa que hagan las instituciones, el gobierno y el Estado norteamericano que no sea rendirse, subordinarse a los Castro o a Kim Jong Il o autodestruirse y dejarles vía franca para imponer el delirio totalitario en el mundo es malo) y esa amplia madeja de cándidos, ingenuos, idiotas y tontos de capirote que se tragan cualquier cosa siempre que les ayude a presentarse como “críticos del sistema”, “progresistas”,”, “partidarios del futuro”,heraldos del alba” (¿o del ALBA?), “precursores del porvenir” y demás autoconceptos que demuestran la melcocha mental en que justifica su cretinismo político y moral la progresía de todo pelaje.
El origen de La Matraca Canalla
El montaje de La Matraca Canalla es, sin dudas, el mayor acierto en política exterior de Vladimir Lenin. Stephen Koch, en su valiosísimo estudio de La Matraca: “El fin de la inocencia. Willi Münzenberg y la seducción de los intelectuales” (Double Lives. Stalin, Willi Münzenberg and the Seduction of the Intellectuals), señala que “El acontecimiento que finalmente obligó a Lenin a encargar a Münzenberg la tarea de manipular la opinión pública burguesa occidental fue el hambre”.
Efectivamente, la ineptitud, mediocridad y medidas erráticas puestas en ejecución por los bolcheviques produjeron que un imperio que “había sido desde tiempos inmemoriales uno de los principales exportadores agrícolas del mundo” colapsara en su producción agrícola y se produjeran espantosas hambrunas que ocasionaron cientos de miles de víctimas y episodios horripilantes de canibalismo.
Robert Payne reseña, en su biografía de Lenin “The life and death of Lenin” que la actitud observada por Lenin frente a la hambruna era “curiosamente remota, fría y desinteresada”. En aquel momento, Karl Radek, uno de sus colaboradores a cargo de las operaciones internacionales, el Kominstern (Internacional comunista), recomendó insistentemente a Lenin lanzar una campaña propagandística internacional. Y le señaló que Münzenberg era el hombre indicado para tal tarea.
Lenin escuchó a Radek y poco tiempo después Willi Münzenberg estaba sentado en uno de los sofás de cuero frente al escritorio de Lenin. El líder bolchevique le describió la situación y le advirtió que “ninguna ayuda humanitaria podía esperarse de Occidente”. Pero Lenin estaba equivocado. En Rusia se estableció un Comité Ruso de Ayuda contra el Hambre que presidía Máximo Gorki e incluía alrededor de 50 intelectuales no bolcheviques. El comité hizo un llamamiento público. A escasos diez días de iniciada la campaña grandes cantidades de provisiones llegaban a Rusia.
Y Koch reseña algo importante: “El éxito del llamamiento de Gorki enfureció y mortificó a Lenin. Durante años, se negó a reconocer oficialmente que algo semejante hubiera sucedido”. Y quien más aportó fue la Administración de Ayuda Americana dirigida por Herbert Hoover, que luego fuera presidente de Estados Unidos.
¿Cuál fue la respuesta de Lenin frente al éxito alcanzado y la respuesta humanitaria obtenida? Veamos lo que nos cuenta Koch: “Cuando el comité celebró su tercera reunión, Kamenev se aseguró de que Gorki y sus hombres no estuvieran presentes; luego rodeó el edificio de coches policiales y ordenó que la Cheka entrase en la sala mostrando sus armas. Fueron arrestados todos los no bolcheviques presentes y llevados a la Lubyanka. Algunos fueron puestos en libertad; otros, incluidos el novelista Bulgakov y Alexandra, la hija de Tolstoi, fueron sumariamente condenados a muerte. Por supuesto, esta gente, incluso para los bolcheviques, no había cometido ningún delito. El mismo Lenin admitió: “Conocemos perfectamente la lealtad del comité, pero nos fue necesario destruirlo por razones políticas”. El cinismo de Lenin alcanzó aquí una de sus más altas cotas.
Münzenberg fundó el Socorro Rojo Internacional, un frente que no sólo servía para obtener recursos para los bolcheviques; también fue una efectiva tapadera para el espionaje ruso.
La tarea de desacreditar a los Estados Unidos
Para la década del ´20 del siglo pasado, frente al espejismo revolucionario se alzaba un contrincante: el sueño americano. Y pasada la hambruna, a Münzenberg se le asignó una nueva tarea: desacreditar a los Estados Unidos.
Stephen Koch señala que “Para el proletariado de 1925, el principal polo de atracción opuesto al mito revolucionario era, de lejos, la idea de América. Esa visión, la noción de un país de inmigrantes, la Puerta Dorada, la Tierra de la Oportunidad, se convirtió en el blanco de la Internacional. Para los bolcheviques, se trataba de la verdadera amenaza americana”. Y la tarea de desacreditar la política y la cultura norteamericanas fue una prioridad para el aparato que Münzenberg estaba creando y conectaba con la estrategia internacional de los soviéticos.
He aquí el origen inicial de La Matraca Canalla. Y Koch la registra puntualmente: “la primera idea de Münzenberg fue crear y sostener una campaña mundial antiamericana que se concentraría en la mitología de su inmigración. El propósito era generar un odio reflexivo hacia Estados Unidos y su pueblo como condición prioritaria en las filas de la izquierda ilustrada. A fin de minar el mito de la Tierra de la Oportunidad, se mostraba a Estados Unidos como un país casi demencialmente xenófobo, letalmente hostil a los extranjeros”.
¿No era Vicky Peláez precisamente una militante activista de esta campaña ininterrumpida de pintar a los Estados Unidos como un país monstruoso, un depredador insaciable, un Estado criminal dominado por una élite sanguinaria y rapaz? Sin dudas, participaba de los objetivos de La Matraca Canalla, servía a sus creadores y operadores; era, en suma, una pieza del mecanismo, importante en tanto empleaba su posición en un periódico liberal para difundir entre la población hispana de los Estados Unidos sus deletéreos puntos de vista, disfrazándolos como periodismo independiente y crítico, cuando era en realidad, propaganda interesada en contra del país que la acogía generosamente y a favor de los enemigos a muerte del país, su modelo de gobierno, su economía y todo lo que representa en el mundo.
Desde Sacco y Vanzetti hasta hoy
Destruir la idea de Estados Unidos (América) como una tierra de oportunidad donde el trabajo duro, la iniciativa y la perseverancia rinden sus frutos, de manera que no compitiera con la idea de un Estado dirigido por obreros y en que sólo los trabajadores dominaban (la utopía socialista que enmascaró un régimen en que los obreros fueron bestialmente explotados y, cuando se rebelaban, inmisericordemente masacrados), fue y sigue siendo un objetivo vigente.
El caso de los inmigrantes anarquistas Sacco y Vanzetti. Como Babette Gross, la viuda de Münzenberg confesó décadas después a Stephen Koch, todo el aparataje montado para aprovechar el juicio contra los inmigrantes italianos Ferdinando Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, juzgados y condenados a muerte por su implicación en un atraco a mano armada en South Braintree, Massachussetts, en que murieron Frederick Parmenter, encargado de la nómina gubernamental, y el guardián Alessandro Berardelli “fue una idea de Münzenberg”.
El caso Sacco y Vanzetti fue el primer esfuerzo coordinado del nuevo aparato de guerra ideológica para enlodar y levantar indignación en contra de Norteamérica y sus instituciones. Y abarcó al mundo entero.
Concentraciones de protesta, telegramas, ataques despiadados contra el stablishment, llamamientos para recaudar fondos para la “defensa y protección” de Sacco y Vanzetti (de los que no vieron un centavo los acusados), comités de defensa, toneladas de artículos y montones de discursos, cartas de protestas, apedreamientos de consulados y embajadas, amenazas de muerte a cónsules si Sacco y Vanzetti eran ejecutados, vigilias multitudinarias, poemas, canciones… Todo un arsenal de recursos propagandísticos se puso en ejecución para transmitir la idea de que los Estados Unidos eran un país xenófobo que odiaba a los inmigrantes pobres llegados a sus costas.
Cuando el caso logró su climax el día en que ambos fueron ejecutados, La Matraca de Münzenberg encontró otros temas recomendados por sus amos soviéticos, uno de ellos fue montar un movimiento internacional por la paz. Otro, el caso de los nueve jóvenes negros de Scottboro, Alabama, Estados Unidos, acusados y condenados a muerte por la supuesta violación de dos jóvenes blancas, a las que los médicos al examinar dictaminaron que no había ocurrido violación alguna. Las sentencias de muerte fueron revocadas; sin embargo, varios de los detenidos sufrieron largas penas.
Desacreditar a los Estados Unidos, poner en entredicho todas sus políticas e iniciativas, cuestionar la honorabilidad de sus instituciones y funcionarios, levantar suspicacia y recelo contra Norteamérica, incitar un odio feroz contra el pueblo, el Estado y lo que Estados Unidos simboliza en el mundo, exagerar sus errores y deficiencias, negar o minimizar sus logros, exaltar a sus enemigos y arrojar lodo contra sus símbolos, sembrar cizaña, estimular todo tipo de resentimiento y rechazo: esa tarea encomendaron a Münzenberg. Y en esa tarea está implicada hasta el cogote Vicky Peláez.
¿Periodista o propagandista?
Un problema serio es aplicar conceptos propios de la democracia, la sociedad abierta y los sistemas de pluralismo político, a sociedad totalitarias, cerradas y de partido único.
En Cuba, por ejemplo, no hay periodistas ni hay intelectuales, salvos escasísimas y decorosas excepciones entre los disidentes políticos: todos son empleados públicos, dependientes y alabarderos de los Castro, amos de vidas y haciendas. Y todo título es fementido. Así, lo que aquí llamamos un embajador allí es un jefe de espías como lo era Omar Córdoba Rivas en República Dominicana. Y lo que aquí es un periodista allí es un vocero a sueldo de las directrices oficiales.
Esperamos de un periodista una exposición completa y ecuánime de hechos, un enfoque sobrio e independiente, una visión que nos lleve a una compresión mayor, documentada y cercana a la realidad, de los acontecimientos. Un propagandista, por el contrario, sólo nos muestra la parte conveniente de las cosas, interesados en manipular y controlar nuestra percepción eligiendo los estímulos y llevándonos a interpretarlos a su conveniencia.
Vicky Peláez, si tomamos en cuenta ambas definiciones, no era ni fue nunca una periodista: era una propagandista (ahora sabemos que bien paga), de la Inteligencia rusa para cumplir la tarea siempre vigente de echar lodo y levantar odio contra la sociedad, la cultura, el liderazgo político y las decisiones del gobierno norteamericano.
Las evidencias de su pertenencia al apparat
¿Qué evidencias muestran de que Vicky Peláez era una agente del apparat? Su tarea de desinformar, mentir, deformar, distraer, ocultar y amplificar los puntos de vista interesados del extremismo y el totalitarismo, generándole enemigos a los Estados Unidos, levantando sospecha sobre sus políticas, su cultura, su régimen, sus líderes, etc., acumulando sobre ellos todo tipo de epíteto insultante, de acusación horrenda.
Así, las fotos del sanguinario “Presidente Gonzalo” en su escritorio, su justificación de los ataques del 11 de septiembre, su defensa acérrima de la tiranía militar de los Castro, su cándida explicación de que Cuba sólo exporta médicos (claro, porque ¿acaso el Che Guevara no era médico? Y de seguro los asesores militares, espías y demás apparatchiks cubanos en Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua son todos titulados de la escuela de medicina de La Habana), sus insultos y críticas a los gobiernos latinoamericanos que se resisten al eje castro-chavista y su odio visceral a los Estados Unidos son más que evidencias de su vínculo a La Matraca Canalla.
No era en nada una periodista crítica e independiente, algo siempre bienvenido, pues es preciso señalar, develar y evidenciar fallas, inconsecuencias, errores, faltas, violaciones, abusos, iniquidades, etc. Se necesita al periodista, pero ella no lo era, era una propagandista. Sólo veía las faltas (exagerándolas), de un solo lado. En el otro todo era nobleza, decencia, altruismo, construcción de la era luminosa, el advenimiento esperado por los pueblos del mundo del paraíso socialista con sus santones: los Castro, Chávez, Kim Jong Il y demás zaramagullones de la “izquierda radical”, según Correa.
¿Y al final, qué? Mientras La Matraca Canalla se lanzó a asegurar que la Peláez era perseguida por sus ideas (ignorando que pasó los ocho años del gobierno George W. Busch vomitando todo tipo de improperios contra el presidente del país que la acogió y contra el Estado y el pueblo que la aceptó y le concedió su ciudadanía y nadie la encarceló por ello), formaron comités, lanzaron la campaña mediática y se enardecieron acusando a más y mejor (y ahora podemos ver quiénes son copartícipes conscientes o inconscientes de La Matraca, incluyendo los innúmeros espacios en la red que sirven al montaje desinformativo y manipulador), el marido de la Peláez, supuesto uruguayo nacionalizado peruano resultó declarar que su nombre verdadero era ¡Mikhail Anatonoljevich Vaenko! Aceptó su papel como espía y, por igual, Vicky Peláez se declaró “culpable de conspiración”, de “lavado de dinero”, “de reunirse con espías de la Federación Rusa en el Perú por indicación de su esposo” y de “llevar una carta con tinta invisible” y otras lindezas por el estilo.
Y esto no ha terminado
En los Estados Unidos un fiscal declaró que la red de espías rusos apenas era “la punta del iceberg” y que había otras implicaciones.
Por otro lado, ¿resistirá la Peláez el silencio y vivir fuera de cámaras? Lo dudo.
Como conoce lo ingenua y cándida que es la progresía latinoamericana, al igual que la europea y, en general, toda esa variopinta mezcla de ingenuos, cretinos, bienintencionados, despistados y cándidos que Plinio Apuleyo Mendoza, Alvaro Vargas Llosa y Carlos Alberto Montaner han retratado magistralmente y tipificado como el típico “perfecto idiota latinoamericano”, ahora vendrá una elaborada explicación de “su calvario” y cómo inteligentemente escapó al plan siniestro del Imperio del Mal para silenciarla.
Y desde alguna tribuna encenderá de nuevo su galillo. ¿Le seguirá dictando Mikhail Anatonoljevich Vaenko los artículos, como asegura el periodista Miguel A. Sánchez, que durante 15 años fue compañero de trabajo de ella en El Diario/La Prensa que ocurría con frecuencia, o los seguirá plagiando como también asegura Sánchez que la Peláez solía hacer? Bueno, si Vaenko, quien ya pasa a retiro la Madrecita Patria no lo hace, de seguro otros le sustituirán. Nunca faltará quien le dicte a Vicky Peláez sus artículos y quien la instrumentalice.
De tal periodismo y tales periodistas nos libre Dios.

Tomado de  http://elblogdeaquilesjulian.blogspot.com/

#Iran #yoacuso Evitemos la lapidacion en Iran de Sakineh Mohammadi. Firma para evitarlo

jueves, 8 de julio de 2010



Su nombre: Sakineh Mohammadi.

Su país: Irán.

Condenada a: morir lapidada.

Fecha prevista de ejecución: inmediata.

Su delito: tener una “relación extra-matrimonial”.

Nuestro objetivo: Salvarle la vida

Petición 1: Firma aquí para impedir la lapidación.

Petición 2: Reenvía este correo a todos tus contactos para que también ayuden a salvarle la vida.

Gracias.


Esteban Beltrán.
Director Amnistía Internacional


P.D. La ejecución por lapidación es un castigo especialmente cruel que tiene como objetivo aumentar el sufrimiento de la víctima. Por ello, se escogen piedras lo suficientemente grandes para causar dolor pero no tan grandes como para matar enseguida. No permitas que Sakineh pase por eso. Firma ahora.