Entre la vida y la muerte Orlando Zapata Tamayo

miércoles, 17 de febrero de 2010

Entre la vida y la muerte Orlando Zapata Tamayo

(2-16-10-5:30PM)


Noticias de última hora recibidas desde Villa Clara, nos avisan que el preso político Orlando Zapata Tamayo (en la foto), se está muriendo y que en estos momentos está siendo trasladado desde el Hospital de Camagüey donde lo tenían recluído para La Habana. Según información recibida por la periodista y Coordinadora nacional de Nueva Esperanza en Cuba, Aini Martín Valero, la mamá de
Zapata Tamayo declaró que el team médico que atiende a su hijo, le habían dicho que no pasa de hoy.Orlando Zapata ha mantenido una larga huelga de hambre, en protesta por los abusos a que ha sido sometido durante su cautiverio, en la tradición de Pedro Luis Boitel.


La situación en Camagüey y Santa Clara es candente y se ha reportado que algunos opositores, entre ellos Guillermo "Coco" Fariñas estaban alentando a los opositores a lanzarse a la calle.


UPDATE (6:50PM)- La ambulancia que lleva a Zapata Tamayo hacia La Habana, salió de Camagüey a las 3 de la tarde. La madre de Orlando trató inutilmente que le dejaran embarcar con él, pero los custodios le negaron esa oportunidad. Ella está en estos momentos haciendo gestiones a ver como logra llegar a La Habana. Reyna ratificó que efectivamente, Orlando está en muy grave estado.

Su voz, que quizas se este convirtiuendo en su testamento politico, en grabacion realizada el anio pasado, por Marta Beatriz Roque

1 comment

aserecubano dijo...

A Orlando Zapata le han impuesto una serie de condenas desproporcionadas por el único hecho de pronunciarse abiertamente en su criterio (gritar ABAJO FIDEL) delante de militares y esbirros al servicio de la dictadura, el día de mañana en una Cuba libre habría que tomarse muy en serio que jueces,abogados y fiscales podrían continuar ejerciendo su oficio y a cuales seria muy recomendado devolverles las crueles condenas que otorgaron en juicios amañados para satisfacer las ansias de sangre y odio que les reclama el dictador sistemáticamente, para poder seguir ejerciendo el crimen en forma de ley.

Publicar un comentario