Informa el Herald de estadounidense detenido en prisión cubana de alta seguridad

martes, 15 de diciembre de 2009

Estadounidense detenido en prisión cubana de alta seguridad

Por JUAN O. TAMAYO
jtamayo@elnuevoHerald.com
Un subcontratista del gobierno de Estados Unidos fue ubicado en una prisión cubana de alta seguridad, en lugar de una cárcel común, luego de haber sido detenido en La Habana cuando iba a tomar un avión para regresar al país, dijeron el lunes funcionarios del Congreso estadounidense.

El tipo de prisión indica que las autoridades cubanas están tomando en serio el caso del ciudadano estadounidense, presuntamente detenido por estar repartiendo computadoras portátiles, teléfonos celulares y otros equipos de comunicaciones como parte de un programa para respaldar la democracia en Cuba.

Cuba ha visto desde hace mucho cualquier actividad prodemocrática en la isla como un esfuerzo por subvertir su gobierno, y en el 2003 sentenció a 75 disidentes a largos términos de cárcel bajo cargos de haber recibido ayuda de Washington. También ha detenido a varios ciudadanos estadounidense a través de los años bajo cargos de espionaje.

Bill Nelson, senador demócrata por la Florida, le escribió una carta privada el 10 de diciembre a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, anotando que el hombre está ‘‘detenido sin causa en una cárcel estatal de alta seguridad'' e instándola a usar "todo medio disponible para garantizar la liberación de este individuo''.

Ese mismo día, funcionarios del Departamento de Estado habían hablado con los ayudantes de Nelson y otros miembros del Congreso que se mantienen al tanto de los asuntos de Cuba y les informaron que el estadounidense fue detenido en el aeropuerto de La Habana cuando trataba de regresar al país, según informó un ayudante del Congreso.

Aunque dichas informaciones no estaban clasificadas como secretas, el Departamento de Estado pidió que el incidente se mantuviera privado "con la esperanza de que suelten a esa persona prontamente'', dijo el ayudante que solicitó anonimato por lo delicado del asunto.

Agregó que se ignora el nombre del detenido y su lugar de residencia.

Destacando la sensibilidad del caso, el 9 de diciembre la Agencia Internacional de Desarrollo (USAID) envió un correo electrónico a participantes en el programa de Cuba advirtiendo que si tenían planes de mandar alguien a la isla se recomendaba "reevaluar la necesidad y el riesgo de este tipo de viaje''.

"Viajeros con equipos sensitivos pudieran enfrentar un riesgo más alto'', añadió el mensaje, enviado por la sección cubana del USAID, según uno de los recipientes.

Nelson hizo pública su carta a Clinton el lunes, luego de haberse confirmado el arresto el sábado por el Departamento de Estado y Development Alternatives Inc. (DAI), una firma de Washington D.C. contratada por el Departamento de Estado en el 2008 para administrar un programa de $40 millones a favor de la democracia en Cuba.

En una conferencia de prensa el lunes, el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, dijo que los diplomáticos de Estados Unidos en La Habana han tratado infructuosamente de obtener acceso consular para el detenido, un derecho garantizado por varias convenciones internacionales.

Pero no quiso comentar sobre ningún detalle en cuanto a lo que el detenido pudo haber estado haciendo.

"Simplemente porque no queremos causar, francamente, ningún daño'', indicó.

El ayudante del Congreso dijo que unos funcionarios cubanos telefonearon a la misión diplomática de Estados Unidos en La Habana el 5 de diciembre para informar sobre el arresto. Kelly dijo que la notificación se dio el mismo día del arresto o al día siguiente.

La misión diplomática cubana en Washington dijo no tener comentario alguno sobre este caso.

ElNew York Times reveló la detención el sábado, citando a funcionarios estadounidenses según los cuales el hombre llegó a Cuba con visa de turista, no oficial ni empresarial, y que estaba repartiendo equipos "de parte del gobierno de Obama''.

Algunos de los pasados subsidios para los programas prodemocracia en Cuba han estado relacionados con la entrega de libros, medicinas, artículos varios y dinero en efectivo para disidentes, que frecuentemente se ven excluidos de empleos en un país donde el 90 por ciento de la economía está controlada por el gobierno.

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/369/story/609615.html

0 comments

Publicar un comentario