#eeuu Presidente Marco Rubio en el 2012. Por Esteban Fernández.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Presidente Marco Rubio en el 2012. Por Esteban Fernández.

Noviembre 3, 2010
por Zoé Valdés

por Esteban Fernández

PRESIDENTE MARCO RUBIO EN EL 2012 ©
Solamente en broma les digo que: ¡Ya desde ahora estoy apoyando la candidatura de Mark Blonde para Presidente de EE.UU. en el 2012 !… Mark Blonde, según mi traducción sacada de libro de Jorrín, es nada más y nada menos que  MARCO RUBIO  en Inglés. El recién electo Senador Marco Rubio es un  brillante joven cubano-americano que acaba de ganar las elecciones abrumadoramente en Florida.

¿Qué en el 2012 él llevará muy poco tiempo en el Senado? Si eso lo dice algún Republicano tendremos que aceptarlo, pero que no se atrevan  ni a chistar en ese sentido los Demócratas y liberales que todavía estén contentos con haber elegido al tipo con menos experiencia en toda la historia norteamericana para dirigir los destinos de esta nación.

Desde luego, yo no conozco a Marquito (¡Oh, qué alegría tener aquí a un Presidente al cual podamos llamarlo cariñosamente Marquito!). Y no tengo la menor  idea de qué clase de Presidente será pero de lo que estoy completamente seguro es de que  la CASA BLANCA sería un  lugar muchísimo mejor.
¿Ustedes no han notado lo frías que son las Navidades en la Casablanca? Bueno, con Marco Rubio de  Presidente ya desde las ocho de la mañana del día 24 el olor a lechón asado se va a sentir hasta finales de la avenida Pennsylvania.

De buena tinta yo me he enterado que la jefa  de la cocina se llamará  Ñica. Y ya me parece estar escuchando a Ñica gritando: “¡Caballeros, no fastidien. Échenle más mojo a la yuca!”…

El Presidente escogería a los mejores cocineros  y loncheros que hay en Miami, los que sean campeones haciendo los sandwiches cubanos en la sagüesera y les daría trabajo en la Casa Blanca. ¿Ustedes pueden imaginarse una reunión de Presidentes, todos almorzando, y ver que cada uno de ellos tiene delante una media noche y una Malta Hatuey? Y de pronto se escucha a Ñica gritando: “¿Quiénes quieren majarete y quiénes un trozo de dulce guayaba con queso amarillo? Ñiquito quiere un pan con timba”.

Ya, desde ahora, Carlos Fandiño le pidió permiso a José y Pedro Gaviña, para enviar miles de latas de Café La Llave para Washington D.C. Ya Franklin Denis fue autorizado para llevar una rastra llena  de cajas de “cuban coffee” para la Casablanca.

A mí me parece estar viendo lo bravo que se pondría Rubito cuando se entere que su primo que vive en Hialeah metió un cochino vivo en la Casablanca y con un enorme cuchillo en la mano lo intentaba introducir, con malas intenciones, en una bañadera. Sinceramente, después de la caída de los Castro, el segundo sueño dorado mío es poder ver por la televisión una fiesta en la Mansión Presidencial y observar al Presidente vestido con guayabera de hilo, rodeado de campesinos  de monte adentro con guitarras y claves tocando  y cantando puntos guajiros cubanos.

Sorprendidos se quedarán muchos cuando vean que un camión llega a la White House y comienzan a bajar unas enormes cazuelas de esas especiales para hacer arroz con pollo a la chorrera. Y no crean que todo va a ser cubano, estoy seguro que en algunas reuniones de altura van a sonar unas suculentas paellas enviadas por Pepe De Vivar de El Colmao de Los Angeles.  ¡Qué alegría cuando la Primera Dama proponga que en todas las escuelas del país les den a los niños papas rellenas, fritas, croquetas y pastelitos “refugiados”.

Eso de ver al Presidente hablando desde la Oval Office a la nación y notar que detrás de él tiene una enorme foto de José Martí es más que suficiente para yo poder morirme tranquilo.

¡Ave María! Y cuando le pregunten: “Sr. Rubio ¿qué va a hacer usted con respecto a las contiendas de Irak y Afganistán?” Y responda: “Antes de una semana suspendo esas dos guerras. La aviación va a bombardear la Base de San Antonio de los Baños, la Infantería de Marina estará  en la Bahía de La Habana lista para desembarcar, y le recomiendo a las Fuerzas Armadas Cubanas que corran más rápido que Fortún y Juantorena”.

(Gentileza del autor).

0 comments

Publicar un comentario en la entrada