#Cuba Detenido con falsos cargos Calixto Ramón Martínez Arias, corresponsal de Hablemos Press

martes, 27 de abril de 2010

(Comunicado de CIHPRESS - 27 abril 2010).-

El Centro de Información Hablemos Press hace un llamado a organizaciones internacionales, entre ellas a Reporteros Sin Fronteras, el Comité para la Protección a los Periodistas, a la Sociedad Interamericana de Prensa y otras que defienden a los comunicadores para que exija la liberación inmediata de nuestro corresponsal detenido desde el pasado 23 de abril.

Informamos que Calixto Ramón Martínez Arias, corresponsal de Hablemos Press, fue detenido por agentes de la Seguridad del Estado, el 23 cuando asistía a reportar una actividad de grupos opositores en el municipio Marianao en esta capital donde brigadas paramilitares lo golpearon y arrestaron junto a 8 opositores.

Calixto Ramón permanece en un calabozo de la 7ma unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en el municipio La Lisa y según los instructores, la subteniente Nayeli y el primer Teniente Roberto, el 27 le abrirán un expediente de fase preparatoria bajo acusaciones de desacato a la policía.

Sabemos que es costumbre de la policía política cubana golpear y luego acusar a las víctimas por actos que no han cometido. Hay 8 personas que estuvieron presentes en la actividad que cubría Calixto que están de acuerdo a testificar sobre los hechos.

Solicitamos a organismos internacionales así como a países democráticos que tienen embajadas en la isla que exijan al régimen de La Habana la libertad inmediata de este comunicador que desde la fundación de nuestro Centro el 3 de febrero del 2009 ha venido realizando un trabajo como corresponsal y en la defensa de los derechos humanos.

Calixto Ramón ha sufrido decenas de arresto, tres deportaciones a la ciudad de Camagüey y golpizas por reportar hechos que la prensa oficial no da a conocer.

(Fuente: Hablemos Press)

1 comment

Josan Caballero dijo...

Gracias, Alana, ya mismo lo estoy rregando por la web. Un gran beso, amiga, y a continuar en la lucha, Josan Cabllero.

Publicar un comentario